Maire ghar par (Mi casica, y alrededores)

1 septiembre, 2010 § 6 comentarios

Como os dije en el correo colectivo que mandé el otro día, no sólo trabajo en el Campus de Vidyanagari, sino que también vivo aquí. El campus está en una zona que se llama Kalina, dentro de un barrio que se llama Santacruz. Mumbai es una especie de isla alargada, y tanto el centro turístico (que se llama Colaba) como el financiero (que está amuy cerca y se llama Churchgate) están en la parte más al sur de la ciudad. Para que os hagáis una idea: más de 2 horas de tren separan Santacruz de Colaba. Y no sólo es el tiempo lo que los separa: Santacruz es un barrio humilde, especialmente la zona al este de la estación de tren, donde se extiende un slum. Dentro del propio campus de la universidad, que es la zona bien del barrio, también hay varias casas de chapa donde se han instalado familias de estrangis. Por lo visto tienen a los polis untados para que les dejen vivir allí. Por otro lado, en Colaba está el McDonald’s, el Kentucky Fried Chicken, y el famoso Leopold’s, punto de encuentro de turistas y el lugar donde hubo un ataque terrorista en el 2008. No esperes ver muchos taxis en Santacruz: casi sólo pasan rickshaws, porque la gente de aquí hace vida aquí y no se suele mover hacia el centro si no es en transporte público. Y no esperes ver ni un solo rickshaw en Colaba: los taxis dan mejor imagen en las fotos de los turistas. Dentro de los taxis también hay jerarquías: están los regulares y los “de lujo”, que también se llaman cabbies. Aquí tenéis un rickshaw (1ª foto), un taxi regular (2ª) y un cabbie (3ª):

La jerarquía también se nota en los precios:

Rick de mi casa a la Estación de Santacruz (15 minutos): unas 20 rupias = unos 15 céntimos de lauro

Taxi desde la Estación de Churchgate a Nariman Point (la zona donde están los consulados y embajadas, a 10 minutos): 50 rupias = menos de un lauro

Cabbie desde el Hotel Taj Mahal a Colaba Causeway (a 5 minutos): unas 120 rupias = unos 2 lauros

Cierto es que los conductores de rickshaw y taxi regular tienen (merecida) fama de no saberse las calles ni las direcciones (de todas formas, como para sabérselas todas en una ciudad de 440 km2 construida de la forma más caótica del mundo donde las placas con los nombres de las calles o las señales de tráfico simplemente no existen), mientras que los conductores de taxis de lujo siempre saben a dónde llevarte (claro, como prácticamente sólo circulan por las zonas pijas o de negocios…).

Que me voy por las ramas de los peepal trees… Quería hablaros de mi barrio. No hay apenas extranjeros, así que los primeros días me miraban sin parar. Que al principio te hace gracia, pero cuando estás intentando comer en paz y tienes a más de 10 personas observándote tras la luna de un restaurante… Lo cierto es que no nos lo ponen precisamente fácil a los que somos de fuera. Efectivamente, el segundo o tercer día quise comprar pasta de dientes y no hubo manera: ni en inglés, ni con gestos, ni enseñándole la palabra en hindi en el diccionario, ni señalando las cajas de colgate que claramente había en lo alto de una estentería. Vamos, que no me la vendieron porque no les dio la gana, y después me han dicho que puede tener mucho que ver con el hecho de que soy mujer, extranjera y que iba sola. También he visto a un guardia en la puerta de un banco negarme el acceso y dejar pasar a un indio un minuto después. Por cierto, aquí hay policía por todas partes, pero la verdad es que casi siempre están durmiendo repantingados en una silla con los pies en alto. La policía india me recuerda un poco a Kling y Klang, pero en morenos. Por otro lado, en Kalina se habla poco inglés, aparte de en la universidad, claro, con lo que hacer la compra, recargar el móvil o intentar abrirse una cuenta en el banco se convierten en costosas tareas de paciencia, chapurreao de hindi, y recursos comunicativos extralingüísticos varios, desgraciadamente no siempre fructíferos. Y es que sabe muy malo salir a comprar y tenerte que volver con las manos vacías y cara de gili-po-o-o-o-llas porque no has sido capaz de conseguir una triste bolsa de harina. De todas formas, también os digo que eso fue los primeros días. Ahora insisto e insisto hasta que comprenden que de allí no me voy a mover sin lo que he venido a buscar, y entonces sacan algo de ese inglés secreto que me estaba vedado cuando me daba por vencida fácilmente. También voy sabiendo dónde comprar y dónde no (por aquí no hay supermercados, todo son tiendas pequeñas), y a fuerza de oir siempre las mismas cosas, cada día voy entendiendo algo más a los tenderos del barrio y me puedo comunicar un pelín más.

En casa vivo con Edwina, una chica de padres mauricianos (¡gracias, Rocío!) y nacida en Francia. Es muy dulce y candorosa, y también muy tradicional y conservadora. Lo cierto es que tenemos poco en común en cuanto a nuestra  manera de ver la vida en general pero las dos nos esforzamos por entendernos y llegar a acuerdos sobre las cosas que no nos cuadran a la una de la otra. Estoy segura de que negociando podremos tener una convivencia enriquecedora.

Con respecto a la casa en sí, tampoco tengo muchas fotos, y son un poco fiemo, pero quizá os sirvan para haceros una idea.

Este es nuestro salón. No tenemos tele. Decoración por reformar. De momento sólo tenemos un paraguas desplegado, que, quieras que no, siempre hace bonito.

Aquí la cocina. De gas, como veis. La nevera nos hace las veces de armario, porque no funciona. Milagrosamente hemos conseguido que venga una vez el arreglador. Entró, abrió la nevera, le echó un ojo, se rascó el culillo, y nos dijo que no sabía arreglarla. En fin… ¡Esto es India! Todos los días llamo para protestar, que como os digo el método moscarda acaba por funcionar. Y todos los días me contestan lo mismo, que traducido vendría a ser: “Sí, ahora mismico va el técnico, en que se acabe este puñadico pipas. Porque si hay que ir, se va, pero ir pa na es tontería.”

Estos son la letrina y la ducha. La ducha es muy graciosa: ese aparato que veis encima de los cubos es un calentador, pero el agua caliente sólo sale por el grifo que hay justo debajo, es decir, que a no ser que seas del tamaño de un pequeño poni, ducharse allí no es muy cómodo. Además de que cuando enciendes el calentador el agua sale quemante directamente porque también está estropeado. De la ducha alta sólo sale agua fría. Que en días como hoy, que hace muy buena temperatura y no llueve, genial; pero los días que ha llovido sin parar y te levantas con frío y humedad, te apetece una ducha fría como una patada en el culo. La alternativa: mezclar agua caliente del calentador y agua fría de la ducha y lavarse abuela style, con ese cubillo rosa que veis.

De mi habitación sólo me ha dado la batería de la cámara para hacer esta: este es mi aire acondicionado (aunque ahora sólo uso el ventilador para evitar catarros por el contraste en el aire y la calle) y una de mis manchas en la pared. Con el paso de los días y el optimismo que me acompaña, hasta le veo forma maja de mapilla de Europa… En fin, algo haré con ella.

Por el momento los mosquitos me dejan bastante en paz, pero sí que me ha picado una araña en el pie. No preocuparsen, que aquí las arañas son inofensivas. Y esta semana he descubierto el maravilloso mundo de las culebras. Que tampoco son venenosas ni nada, pero sí que da grimilla la primera vez que pisas una.

Bueno, amigos, os dejo. Mañana tenía una reunión con la jefa, pero se cancela porque han enviado una circular de último momento en la que se declara mañana día festivo (se celebra el nacimiento de Krishna). Así que en su lugar, iré al teatro. ¡Qué ganas! Ya os contaré. Más besos.

Anuncios

§ 6 respuestas a Maire ghar par (Mi casica, y alrededores)

  • pilsnerlover dice:

    Epatado me dejas con tanta info y tanto detalle gráfico…¿has pensado en ir recopilando para un libro? Superventas seguro oiga….
    Besazos!

  • norberto dice:

    ¡Mi sincera admiración Salicas pequeña! Cuando miro tu casa me recuerda una buhardilla que tenía yo en los ochenta del siglo pasao, incluso el calentador tiene ese regusto. Nosotros no teníamos aire acondicionado pero teníamos una catalítica.¡ Animo y a por ellos! Un mes más y comerán en tu mano.
    Un abrazo
    norberto

  • Marieta dice:

    Qué cosas nos cuentas Miri!!!! me he leído el blog hoy por primera vez y estoy alucinada, sigue con ello que te has ganado lectora pa siempre…
    Qué pena no haber podido despedirme, pero me crecen los enanos y se me hacen jugadores de baloncesto profesionales…
    Difruta mucho y sigue compartiendo con tus fans estas cosillas,
    Si te sirve de consuelo cuando compré el piso estaba más o menos igual…. ahhh y me sobra una tele pequeña…jejeje por mrw no debe salir muy rentable…¿no?
    Aquí me quedo pegadica a tus fotos como un chicle….
    muchos besos disfruta por todos los que aquí nos quedamos siguiendo la rutinilla!!!!!
    Hasta la siguiente entrega!!! cuidadín con las “bichas” y yo que tú, cogería el bus, viendo el tema taxi… el azul me ha encantado… me voy a decorar la furgo que me compre de ese color!!! Así no me van a perder de vista ni quieriendo.

  • Paz dice:

    Disfrutando y aprendiendo un montón con tu blog. Mucho ánimo con todo, eres una valiente!! Yo no sé qué haría con tanta dificultad, pero parece que te las estás apañando muy pero que muy bien. Beso muy gordo.

  • Rocío dice:

    Me ha encantado ese paraguas desplegable en el salón, aunque la mancha en la pared con forma de Europa no se queda atrás. Así me gusta optimismo ante todo. Ánimo con esos técnicos, tú sigue insistiendo hasta que os arreglen la nevera. Tampoco estaría mal un arreglito en el baño… Bueno, poco a poco. Besos

  • Susana Valero dice:

    Miri..me encanta tu blog!!! Pienso seguir entrando para ver todas las cosas que cuentas…diosss si parece que este alli mismo!! sigue poniendo fotos por fa!! me gusta ver la india desde tus ojos 🙂 🙂 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Maire ghar par (Mi casica, y alrededores) en Indegueto in the ghetto.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: